coplas de remo leaño

contranpunto a la Pacha
(idea de Anita Paredes)

yo vuá cuidar a mi Pacha
la que me da la comida,
la que regala sabores
y que descansa dormida.
la tierra duerme y produce
en diferentes momentos,
es un festejo de vida
la cosecha de alimentos.
p´alimentar los humanos
para abrazarlos en sueños,
para que tengan sus hijos
pero no sean su dueño.
la tierra no tiene dueño
tiene más bien muchos hijos,
que toman de muchas tetas
yo como madre la elijo.
parte de nuestra historia
este canto no se calla
aún manchado de sangre,
las bocas de sus cantores
tienen mucho más que hambre.
muchos lucharon sabiendo
que la muerte los seguía,
pero es que estaban seguros
de qué camino elegían.
a todos los que han soñado
que hay que cambiar este mundo,
entre gritos libertarios
está el triunfo rotundo.
recién arranca el otoño
y andan sonando sirenas,
quieren llevarse los sueños
que llevamos en las venas.
porque yo creo en el canto
ése que canta la gente,
que a veces grita de pronto
porque la vida es urgente.

do livro “Punto y (contra) punto” (2010)

rojitas y revolucionarias

roja es la sangre en el pecho
la pasión que se acumula,
una vez que grita todo
nunca más se queda muda.

la caja anda penando
en los tiempos de sequía,
quiere coplas que denuncien
con su roja rebeldía.

para hacer revoluciones
en tiempos q´estan malditos,
basta con parar la olla
hacerlo bien sencillito.

s´esta jugando con fuego
la vida es lo valioso,
no sirven los espejitos
los colores del despojo.

do livro “coplas pal convite” (2011)

 

sobre o autor:

remo leaño é um poeta nascido em 1978 na província de jujuy, no noroeste argentino. suas coplas – composições poéticas de grande difusão na cultura camponesa tradicional, geralmente acompanhadas por cajas- foram gravadas por diversos músicos, como Liliana Vitale, Verónica Condomí, Claudio Sosa, Eva Sulca, Cristina Paredes, Camilo Rosso, Paloma Kippes, Miriam García, Laura Peralta e Noelia Gareca.

[spoiler title=”leia aqui o que é a copla para o autor” open=”0″ style=”1″] [quote style=”1″]

Para mí, la copla ha logrado convertirse en una bella excusa para poder volver a mirar y sabernos humanos. Se convirtió en un herramienta que alza puños, que mastica broncas -proponiendo intentos-, o entremezclada en la Pacha, o girando entre las mieles y los sabores de quien late al lado nuestro.
Vuelvo a la rebeldía y a la irreverencia, sentando posición. Copla urbana, literaria, escrita, demonizada…

[/quote] [/spoiler] [spoiler title=”e conheça mais sobre a caja clicando aqui.” open=”0″ style=”1″]

[/spoiler]

 


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email