Poemas de Carmen Soler

[quote style=”1″]

BANDOS

Se prohibe,
al hambre comer
a la boca hablar
al oído oír
a la sed beber
al fuego calentar
al miedo correr
al frió tiritar
a la alegría reír
al amor querer
al poeta cantar
al herido gemir
a la primavera florecer
a la pólvora explotar

Después
los fusilaron por no cumplir.

[/quote] [quote style=”1″]

LA CANCIÓN DEL PROGRESO

Camino a la cordillera,
suelo enemigo,
llevo un burrito cargado
de verde olivo.

Camino de vuelta vengo
llorando lemas;
traigo el burrito lleno
de viejas penas.

He de tornar mañana,
cortando olvidos,
con un cuchillo con ojos
y un ciego niño.

¡Y he de encontrar un día
en la cordillera,
entre mares de espigas,
piedras de seda!

He de ir.
He de volver.
¡Yo no me canso de ser!

[/quote] [quote style=”1″]

MÁS PALABRAS MÍAS

Perdonadme,
amigos literatos,
mis queridos amigos
académicos, perdonadme.
No seguí la «carrera» de poeta.
Crecí nomás con esta
vocación de recoger calandrias,
pero nunca supe
amaestrarlas.
Son incultas,
no hacen reverencias.
Son salvajes,
no pulen sus violines.
Son sencillas,
no se adornan con plumas alquiladas.
Por eso -perdonadlas-
su canto ineducado
es vivo e imperfecto.
¿Qué voy a hacer?
Si recojo palabras de agonía
no me fijo si suenan musicales,
y si encuentro esperanzas,
las reparto,
por más que no posean
las medidas exactas.
Entonces,
¡dejadme así!

Dejadme allí, en las calles,
con ellos, los sencillos.
Que Juan, María y Pedro
repitan mis canciones,
las lleven al mercado,
las metan en las fábricas,
las manden al obraje.
Dejad que las repitan
ahora y mientras tanto
les sean necesarias.
Después, mañana, pronto,
las habrán olvidado.
Y está bien así.

Y entonces,
perdonadme.
Perdonadme
que en medio del combate,
que en medio de las cárceles,
que en medio de las bestias que torturan,
que en medio de la noche y su acechanza,
que en medio de las víctimas y el miedo,
que en medio de la mugre y la vergüenza,
que en medio de la pólvora y el fuego,
que en medio del hambre y los lamentos,
y en medio de este mundo dislocado,
a veces pierda el ritmo
¡y no cuente con los dedos cada verso!
No tiene eso remedio.
¡No sé medir la sangre!
¡No sé contar las lágrimas!
¡No sé rimar el llanto!

[/quote] [quote style=”1″]

SANGRE CAUTIVA

Sangre india, sangre india hay en mi pueblo.
¡Arde!

En el quebracho herido de mis selvas.
¡Sufre!

En el infierno verde del minero.
¡Gime!

En la boca de quejas sofocadas.
¡Hierve!

Ha mordido las entrañas de mi tierra.
¡Sube!

Masticando lentamente sus cadenas.
¡Ruge!

Impulsando la vida que amanece.
¡Grita!

Su derecho sagrado de ser sangre.
¡Libre!

Sangre india, sangre india hay en mi pueblo.
¡Lucha!

[/quote]

compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email