poemas de francisco najera (guatemala)

Nascido na Guatemala em 1945, Francisco Najera é poeta, ensaista, professor universitário, assim como professor bilingue em escolas do ensino primário. É um dos escritores de destaque na Guatemala. Já publicou os seguintes libros: Nuestro canto (1986)  Canto de María (1989) Su cuerpo, las palabras (1990) Poemas de amor y otras mentiras (1991) Sujeto de la letra a  (1991) Espejo de gran placer (1995) Imitación de los contrarios – Razones por las que el aire es más frío en las regiones más altas (1995) Cantares del amor extático (1996)  e Libro de la Historia Universal (2000). Francisco Najera será um dos poetas que participará do 25º festival internacional de poesia de medellín.

POESIA ¡OH POESIA!

para mí y para ti
mi vida entera
y más
y todo
y mi devoción
y mis clamores
mis alaridos
toda esta vida entera
compartida
y este frío
siempre subhumano
y la música
y nuestro angelismo
diabólico sí diabólico
aunque casero
y siempre aquel
¿y tú por aquí?
y ¿te acuerdas?
y la hospitalidad
y el ayudame
y el sin vivir
y el bien morir
y el punto
y la coma
y el punto solo
y el coma apenas
y el todo tuyo
el todo para ti
y el para ti
y el para ti
y el siempre
para ti

reflejos

A solas y ya en mi habitación lo recuerdo.
Lo veo a mi lado nuevamente, la sonrisa cálida
y dulce la mirada. Recuerdo el olor a tabaco
que escapa de su boca
y sonrío.
Cómo quisiera poder, al extender los brazos, tomar-
le la cintura, sentir el calor de su cuerpo contra el mío,
sentir sus mejillas,
en las que la barba apenas si es promesa,
contra mi boca ardiente de caricias:
sentirle palpitar entre mis brazos cuando,
muy suavemente,
le susurro en el oído mi ternura y mi deseo.
Pero esta soledad de ahora es tan exacta
como la imagen que de él evoca la memoria,
y en ella el recuerdo de su cuerpo se repite,
eco de esa voz que ahora se me escapa para siempre
Y he de esconder entonces las manos para evitar
que se quiebren cual palomas angustiadas,
y me he de morder los labios para ahogar el gemido
que al escapar me desgarra la garganta,
y en el vacío de esta habitación a solas
sólo puedo dejarme caer sobre la cama,
vacía ahora,
mientras la memoria se desnuda más y más de su recuerdo
hasta quedar únicamente este dolor que me atraviesa con su rabia
y con su angustia,
con su temor,
con su impotencia.

patria

Ojalá y se tratara del jardín del edén.
Pero en nuestro caso se trata del jardín de la caca
del zope.
¡Estamos ahogados en caca!
Porque es así que va la nación.
Nadando en su ca ca y en la que nos llega de lo os s otros lugares.
Ojalá se tratara de otro jardín,
pero se trata de la patria del hombre en el jardín de la caca.

 


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email