poemas de isabel bustamante

nascida em medellín (colômbia), isabel cristina bustamante é engenheira e especialista em literatura da universidad pontificia bolivariana. é co-fundadora do coletivo “buerta de poetas”, grupo de poetas da cidade de medellín que realiza encontros literários em diferentes áreas da cidade. conheça alguns de seus poemas.

 

 

asomo

Te he dicho que la sombra
es un pájaro que viene
a comerse la luz
y sorprende al día

Pequeños rayos
espabilando
ante las ventanas
migajas rutilantes
ocultas en el temblor
de un espejo vacío

Miedo a tener una ventana
en los ojos

 

 

sirenas

Canto salvaje
devuélveme
la piel tornasol
colas batientes
enamoradas
del movimiento
Sus cuerpos menudos
nadan en silencio
y son más terribles
sin voz
Pobrecitas niñas de fiebre
han olvidado a los caídos
bajo la somnolencia

El mito despedazado
*
Sólo queda la torpeza
los pequeños dedos niños
y ciegos
anhelando un dios
sin silueta
para la caricia fabulosa
Sueño
¿Acaso tú podrías inventarme
uno?

 

transición

Parece que un perro te hubiera mordido, y entre dientes de un lado para otro, como presa sin saber el fin, con la piel rasgada y la sangre contenida

por la piel, te vas en su mordida.

Su saliva, casi blanca, espumosa te llena los ojos como lágrimas viscosas que no pueden entrar o salir, cubriéndote la cara ya no puedes ver, ni siquiera el temblor de tus manos o tus dedos morados, sólo sientes cómo la sangre frena, acelera, recorre lento, frena; él inhala y exhala sobre tu frente, aliento que hiede como único olor que puedes percibir.

Tus huesos, tu cabello, tus párpados, cuelgan como restos en su mandíbula, sientes por los lados del pecho un colmillo aprisionando las costillas contra tu corazón, terminas escuchando las lágrimas que van quedando atrapadas en la babaza, sangre, tierra.

Vas en la boca del perro, esperando la muerte, la muerte no llega y por costumbre terminas olvidando, aliento, colmillos, dolor, el perro se vuelve inofensivo, casi sombra. Sombra de perro negro que sólo aparece en las noches, justo antes de dormir.

 

resistencia

El pájaro se esconde detrás de una hoja, arriba en la copa del árbol, no quiere llamarse pájaro, sin jaulas ni contemplaciones, sólo quiere volar en libertad.

La piedra es ruda, cae en cualquier acantilado, se golpea, se oculta en una alcantarilla, bajo una montaña, en un arenero, no quiere ser recogida,
no quiere ser pulida, sólo quiere existir sin formas moldeadas.

La lluvia moja, no quiere ser contenida por un techo, un embalse, un envase, sólo quiere fluir, vivir desbordada, con multiplicidad de siluetas y estados.

La flor no quiere pertenecer a un jardín, ni ser florero, quiere una vida silvestre llena de moscas, abejas y hormigas, no quiere ser cortada, ni
pintada, sólo quiere tener una vida corta.

 

fonte: https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/90/bustamante.html


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email