poemas de nicanor parra

nascido na região do biobío (chile) em 1914, nicanor parra é matemático, físico, professor e poeta. considerado um anti poeta, sua obra está baseada num linguagem coloquial com elementos críticos, que questionam tudo por meio de ironia e irreverencia. alguns dos seus livros são: cancionero sin nombre (1937), antipoemas (1960), los vicios del mundo moderno (1969), sermones y prédicas del cristo de elqui (1977), chistes pa/r/rá desorientar a la policía/poesía (1983), poemas para combatir la calvicie (1993) e discursos de sobremesa (2006).

 

cambios de nombre

a los amantes de las bellas letras
hago llegar mis mejores deseos
voy a cambiar de nombre a algunas cosas.

mi posición es ésta:
el poeta no cumple su palabra
si no cambia los nombres de las cosas.

¿con qué razón el sol
ha de seguir llamándose sol?
¡pido que se llame micifuz
el de las botas de cuarenta leguas!

¿mis zapatos parecen ataúdes?
sepan que desde hoy en adelante
los zapatos se llaman ataúdes.
comuníquese, anótese y publíquese
que los zapatos han cambiado de nombre:
desde ahora se llaman ataúdes.

bueno, la noche es larga
todo poeta que se estime a sí mismo
debe tener su propio diccionario
y antes que se me olvide
al propio dios hay que cambiarle nombre
que cada cual lo llame como quiera:
ese es un problema personal.

la montaña rusa

durante medio siglo
la poesía fue
el paraíso del tonto solemne.
hasta que vine yo
y me instalé con mi montaña rusa.

suban, si les parece.
claro que yo no respondo si bajan
echando sangre por boca y narices.

padre nuestro

padre nuestro que estás en el cielo
lleno de toda clase de problemas
con el ceño fruncido
como si fueras un hombre vulgar y corriente
no pienses más en nosotros.

comprendemos que sufres
porque no puedes arreglar las cosas.
sabemos que el demónio no te deja tranquilo
desconstruyendo lo que tú construyes.

él se ríe de ti
pero nosotros lloramos contigo:
no te preocupes de sus risas diabólicas.

padre nuestro que estás donde estás
rodeado de ángeles desleales
sinceramente: no sufras más por nosotros
tienes que darte cuenta
de que los dioses no son infalibles
y que nosotros perdonamos todo.

 

 


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email