poemas de nicomedes santa cruz

De ser como soy, me alegro (1949)
De ser como soy, me alegro, / ignorante es quien crítica. / Que mi color sea negro / eso a nadie perjudica. // En medio de mi pobreza / vivo en forma muy decente, / ni al amigo ni al pariente / pido ayuda en mi tristeza. / Si es orgullo o si es torpeza / mi modo de ser celebro: / Lo tomado lo reintegro, / pago favor con favor, / y si negro es mi color / de ser como soy, me alegro. // Dentro de mi rectitud / tengo un corazón muy grande, / sirvo a cualquiera que mande / si al mandar tiene virtud. / ¿Verán en mí esclavitud / porque sirvo a gente rica? / Yo respondo a quien se ubica / al centro del subibaja: / Si es esclavo el que trabaja / ignorante es quien critica. // Miro con gran displicencia / a quien ponga mala traza / porque le asuste mi raza / o le asombre mi presencia. / Y si alguno en su insolencia / me compara con un cuervo / tal injuria desintegro / con esta frase tan corta: / ¡Si no molesto, qué importa / que mi color sea negro! … // Ni el color ni la estatura / determinan el sentir, / yo he visto blancos mentir / cual menguada y vil criatura. / Por ésto, mi conjetura / no es dogma que se complica. / Muy claramente se explica / que, viviendo con honor, / nacer de cualquier color / eso a nadie perjudica.

Ritmos Negros (1957)
¡Ritmos de la esclavitud / contra amarguras y penas. / Al compás de las cadenas / ritmos negros del Perú. / …y dice así: // De África llegó mi abuela / vestida con caracoles, / la trajeron lo‘españoles / en un barco carabela. / La marcaron con candela, / la carimba fue su cruz. / Y en América del Sur / al golpe de sus dolores / dieron los negros tambores / ritmos de la esclavitud.// Por una moneda sola / la revendieron en Lima / y en la Hacienda “La Molina” / sirvió a la gente española. / Con otros negros de Angola / ganaron por sus faenas / zancudos para sus venas / para dormir duro suelo / y naíta`e consuelo / contra amarguras y penas … // En la plantación de caña / nació el triste socabón, / en el trapiche de ron / el negro cantó la zaña. / El machete y la guadaña / curtió sus manos morenas; / y los indios con sus quenas / y el negro con tamborete / cantaron su triste suerte / al compás de las cadenas.// Murieron los negros viejos / pero entre la caña seca / se escucha su zamacueca / y el panalivio muy lejos. / Y se escuchan los festejos / que cantó en su juventud. / De Cañete a Tombuctú, / de Chancay a Mozambique; / llevan sus claros repiques / ritmos negros del Perú.

Cómo has cambiado pelona (1959)
Cómo has cambiado, pelona, / cisco de carbonería. / Te has vuelto una negra mona / con tanta huachafería. // Te cambiaste las chancletas / Por zapatos taco aguja, /y tu cabeza de bruja / la amarraste con peinetas. / Por no engordar sigues dietas /y estás flaca y hocicona. / Imitando a tu patrona / has aprendido a fumar. /Hasta en el modo de nadar / cómo has cambiado, pelona. // Usas reloj de pulsera /y no sabes ver la hora. /Cuando un negro te enamora /le tiras con la cartera. /¡Qué!… ¿también usas polvera? / permita que me sonría / ¿Qué polvos se pone usía?: / ¿ocre? ¿rosado? ¿rachel? / o le pones a tu piel / cisco de carbonería. // Te pintaste hasta el meñique / porque un blanco te miró / “¡Francica, botá frifró / que son comé venarique!…” /Perdona que te critique, / y si me río, perdona. /Antes eras tan pintona / con tu traje de percala /y hoy, por dártela de mala / te has vuelto una negra mona. // Deja ese estilo bellaco, / vuelve a ser la de antes. /Menos polvos, menos guantes, /menos humo de tabaco. / Vuelve con tu negro flaco / que te adora todavía. /Y sino la policía / te va a llevar de la jeta / por dártela de coqueta / con tanta huachafería.

Talara, no digas yes (1959)
Talara, no digas ´yes`, / mira al mundo cara a cara; / soporta tu desnudez / …y no digas ´yes`, Talara. // Mi raza, al igual que tú, / tiene sus zonas ajenas: / tú por petróleo en tus venas, / yo por ser como Esaú. / A veces no es el Perú lo que está bajo tus pies. / Yo a veces cojo la mies / para que otro se la coma. / Si sólo es nuestro el idioma / Talara, no digas ´yes`. // Lo que ganas y te dan / recíbelo sin orgullo: / es un diezmo de lo tuyo, / es migaja de tu pan. / Y si acaso un holgazán / a patriota te retara, / deja que siga la piara / en su cuadrúpeda insidia; / si el mundo entero te envidia / mira al mundo cara a cara. // Pero cuando tus entrañas ya no tengan más que dar / y no haya qué perforar / en tu mar ni en tus montañas; / cuando lagartos y arañas / a la ´rotaria` hagan prez, / cuando la actual fluidez / se extinga como el ocaso / contra el viento de ´El Tablazo` / soporta tu desnudez. // Ese día está lejano / y ojalá no llegue nunca, / mas como todo se trunca / pensemos en todo, hermano: / Si te dedicas al grano / yo te traeré agüita clara, / y si en el desierto se ara / te serviré de semilla, / …y no dobles la rodilla, / …y no digas ´yes`, Talara.

¡Patria o muerte! (1962)
Yo soy revolucionario / porque habiendo quien me escucha / pongo mi voz en la lucha / al lado del proletario. / No para mejor salario / ni coto a la cesantía. / Denuncio la plusvalía / con cartas sobre la mesa / y ataco la libre empresa, / ¡Hijos de la patria mía!… // Yo grito revolución / y ataco todo gobierno / que en olvido sempiterno / sotierra la Educación. / Pido alfabetización / para nuestra serranía. / Maldigo esta oligarquía / que en su cínica arrogancia / medra con nuestra ignorancia, / ¡Hijos de la patria mía!… // Mi alma es revolucionaria / porque a como dé lugar / estoy dispuesto a luchar / por Nuestra Reforma Agraria: / En la hacienda millonaria / de feudal soberanía / hemos de dar hoy en día / ´la tierra al que la trabaja` / aunque allí esté mi mortaja, / ¡Hijos de la patria mía!… // Yo soy revolucionario / porque en este pandemonium / la Internacional Petroleum / no me volvió mercenario. / Y si los ataco a diario / es porque la patria mía / padece la tiranía / de los gobiernos vendidos / a los Estados Unidos / corrompidos por la CIA… // Yo grito revolución / con sentido fundamento / y no busco el Parlamento, / me atañe la insurrección. / Yo creo en el paredón / como otros en tiranía, / y mi justa rebeldía / no se postrará de hinojos / aunque me salten los ojos / balas de oligarquía.

Sudáfrica (1963)
Padre Luthuli / Padre Albert John Luthuli / Jefe del Pueblo celestial: / te canto con las últimas / gotas de sangre negra / que me quedan. / Ahora y hasta ahora / siento que debo hacerlo, / pero mañana / cuando me parta en hijos / totalmente wankas / totalmente kechwas / totalmente chankas / ¿serán siempre tan míos tus problemas?… / Hermano Sobukwe / Robert Mangaliso Sobukwe, / Mangaliso Maravilloso / Maravilloso Mangaliso: / Te canto con las últimas / gotas de sangre negra / que me dejan. / Ahora y hasta siempre / siento que debo hacerlo, / y aún mañana / cuando me parta en hijos / completamente wankas / completamente kechwas / completamente chankas / ¡seguirán siendo míos tus problemas!… / Que ésta no es una cuestión de gotas /ni melanina más o menos / África, izwe lethu / (África, nuestra tierra) / debe sernos devuelta / Lo grito en matabele / en aymara, en swahili / en kechwa y en zulú. / Lo grito en castellano / yo, tu hermano / yo, tu hermano, mi hermano: / Sudáfrica y Perú.

América Latina (1963)
Mi cuate / Mi socio / Mi hermano / Aparcero / Camarado / Compañero / Mi pata / M`hijito / Paisano… / He aquí mis vecinos / He aquí mis hermanos / Las mismas caras latinoamericanas / de cualquier punto de América Latina: / Indoblanquinegros / Blanquinegrindios / Y negrindoblancos / Rubias bembonas / Indios barbudos / y negros lacios / Todos se quejan: / -¡Ah, si en mi país / no hubiese tanta política!… / -¡Ah, si en mi país / no hubiese gente paleolítica!… / -¡Ah, si en mi país / no hubiese militarismo. / ni oligarquía / ni chauvinismo / ni burocracia / ni hipocresía / ni clerecía / ni antropofagia… / -¡Ah, si en mi país… / Alguien pregunta de dónde soy / (Yo no respondo lo siguiente): / Nací cerca de Cuzco / Admiro a Puebla / Me inspira el ron de las Antillas / Canto con voz argentina / Creo en Santa Rosa de Lima / Y en los Orishás de Bahía / Yo no coloreé mi Continente / ni pinté verde Brasil / amarillo Perú / roja Bolivia / Yo no tracé líneas territoriales / separando al hermano del hermano. / Poso la frente sobre Río Bravo / me afirmo pétreo sobre el Cabo de Hornos / hundo mi brazo izquierdo en el Pacífico / y sumerjo mi diestra en el Atlántico. / Por las costas de oriente y occidente / doscientas millas entro a cada Océano / sumerjo mano y mano / y así me aferro a nuestro Continente / en un abrazo Latinoamericano.

Yo te saludo, Cosquín (1973)
Córdoba (Argentina)
Yo te saludo, Cosquín / y traigo un cantar hermano / al suelo que amó Belgrano / y libertó San Martín. / ¡Cosquín…! Al fin te conozco, / pueblo de voz argentina. / En mi quechua “qosco-jina” / quiere decir “Así es Qosco…” / y en efecto, reconozco la naturaleza afín / entre el incaico fortín / y este Templo del Folklore; / y con muy fraterno amor / yo te saludo, Cosquín. // Vengo de un límpido sol / que amanece entre los Andes, / so que alumbrara tres grandes: / indio, negro y español. / En esta tierra, crisol / del sentir americano, / extiendo la abierta mano / para que la estreches tú / vengo desde mi Perú / y traigo un cantar hermano. // De retorno a mis canteras / llevaré bajo las alas / este batir de bagualas, / de zambas y chacareras. / Ellas serán mensajeras / de vuestro calor humano / Porque todo buen peruano / consciente de su linaje / debe rendir homenaje / al suelo que amó Belgrano. / Beso esta bendita tierra / que ama, ríe, vive y canta / con la más libre garganta / que nuestra América encierra. / Prolongación de esa Sierra / que al yugo le pone fin… / ¡Qosco, Qoscoína, Cosquín! / Nombre del pueblo preclaro / que encendió Túpac Amaro / y libertó San Martín.

Canto lo que el pueblo siente (1974)
Yo canto porque el presente / no es de pena ni es de llanto, / por eso es que cuando canto / canto lo que el pueblo siente (Carlos Puebla). // Yo canto porque mi canto / nació en mi fragua de herrero / forjando en yunque de acero / volutas de antiguo llanto. / Si ayer me inspiró el quebranto / de un dolor adolescente, / hoy mi canto es consecuente / con el futuro trazado. / Si otros cantan al pasado / yo canto porque el presente… // Mi canto del pueblo viene / y mi canto al pueblo va / porque el pueblo al canto da / lo grande que el canto tiene. / En los pechos que resuene / el redoble de mi canto, / quedará un alma de amianto / dispuesta para la lucha; / y esa angustia del que escucha / no es de pena ni es de llanto. // Cuando le canto a los niños / descalzos de algún colegio / mi canto es el tibio arpegio / de los más tiernos cariños. / Pero ante pieles de armiño / y palacios sacrosantos, / voz de protesta levanto / gritando revolución; / y es metralla mi canción / por eso es que cuando canto… // Canto la unión fraternal / entre los pobres del mundo. / Canto con celo profundo / nuestra fuerza laboral. / Canto la lucha crucial / que libra este Continente. / Canto la aurora luciente / que alumbra nuestro horizonte, / y cual martiano sisonte / canto lo que el pueblo siente.

Seleção de Natalia Storino

Em: http://www.salagrumo.org/notas.php?notaId=151


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email