poemas diversos

 

los amantes

julio cortázar
¿quién los ve andar por la ciudad
si todos están ciegos ?
ellos se toman de la mano: algo habla
entre sus dedos, lenguas dulces
lamen la húmeda palma, corren por las falanges,
y arriba está la noche llena de ojos.

son los amantes, su isla flota a la deriva
hacia muertes de césped, hacia puertos
que se abren entre sábanas.
todo se desordena a través de ellos,
todo encuentra su cifra escamoteada;
pero ellos ni siquiera saben
que mientras ruedan en su amarga arena
hay una pausa en la obra de la nada,
el tigre es un jardín que juega.

amanece en los carros de basura,
empiezan a salir los ciegos,
el ministerio abre sus puertas.
los amantes rendidos se miran y se tocan
una vez más antes de oler el día.
ya están vestidos, ya se van por la calle.
y es sólo entonces
cuando están muertos, cuando están vestidos,
que la ciudad los recupera hipócrita
y les impone los deberes cotidianos.

 

 

a margarita debayle

rubén darío

 

margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
margarita, te voy a contar
un cuento:

esto era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
margarita,
tan bonita, como tú.

una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

la quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla
y una pluma y una flor.

las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. son así.

pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
más lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.

cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

y el rey dijo: «¿qué te has hecho?
te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho
que encendido se te ve?».

la princesa no mentía.
y así, dijo la verdad:
«fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad».

y el rey clama: «¿no te he dicho
que el azul no hay que cortar?.
¡qué locura!, ¡qué capricho!…
el señor se va a enojar».

y ella dice: «no hubo intento;
yo me fui no sé por qué.
por las olas por el viento
fui a la estrella y la corté».

y el papá dice enojado:
«un castigo has de tener:
vuelve al cielo y lo robado
vas ahora a devolver».

la princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el buen jesús.

y así dice: «en mis campiñas
esa rosa le ofrecí;
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí».

viste el rey pompas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

la princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

* * *

margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.

 

 

farewell

pablo neruda

1
DESDE EL FONDO de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.

por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.

por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.
2
YO NO LO quiero, amada.

para que nada nos amarre
que no nos una nada.

ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.

ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
3
(AMO EL AMOR de los marineros
que besan y se van.

dejan una promesa.
no vuelven nunca más.

en cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.

una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.
4
AMO EL AMOR que se reparte
en besos, lecho y pan.

amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.

amor que quiere libertarse
para volver a amar.

amor divinizado que se acerca
amor divinizado que se va.)
5
YA NO SE encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

fui tuyo, fuiste mía. qué más? juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.

fui tuyo, fuiste mía. tu serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

yo me voy. estoy triste: pero siempre estoy triste.
vengo desde tus brazos. no sé hacia dónde voy.

…desde tu corazón me dice adiós un niño.
y yo le digo adiós.

 

 

los amantes

julio cortázar

¿quién los ve andar por la ciudad
si todos están ciegos ?
ellos se toman de la mano: algo habla
entre sus dedos, lenguas dulces
lamen la húmeda palma, corren por las falanges,
y arriba está la noche llena de ojos.

son los amantes, su isla flota a la deriva
hacia muertes de césped, hacia puertos
que se abren entre sábanas.
todo se desordena a través de ellos,
todo encuentra su cifra escamoteada;
pero ellos ni siquiera saben
que mientras ruedan en su amarga arena
hay una pausa en la obra de la nada,
el tigre es un jardín que juega.

amanece en los carros de basura,
empiezan a salir los ciegos,
el ministerio abre sus puertas.
los amantes rendidos se miran y se tocan
una vez más antes de oler el día.
ya están vestidos, ya se van por la calle.
y es sólo entonces
cuando están muertos, cuando están vestidos,
que la ciudad los recupera hipócrita
y les impone los deberes cotidianos.


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email