poemas do livro “roce de tierra”, de francesca randazzo

Francesca Randazzo (Tegucigalpa, Honduras, 7 de maio de 1973) publicou os livros Barcos en el Aire (Tegucigalpa: Litografía López, 2008), Honduras, patria de la espera (Tegucigalpa: IHAH, 2006), Compás de Luz (Guatemala: Letra Negra, 2003), A mar abierto (Tegucigalpa: Pez Dulce, 2000) e Roce de Tierra (Tegucigalpa: Alin Editora, 1997), assim como poemas e artigos em vários jornais e revistas centroamericanos. É licenciada em Línguas (UNAH, Honduras, 1999), mestra em Ciencias Sociais (FLACSO, Guatemala, 2005) e doutora em sociologia (Universidad de Santiago de Compostela, España, 2012). Recebeu os prêmios Premio Edilberto Cardona Búlnes (Honduras, 2001) e o Premio Roberto Sosa (Honduras, 1997).

[son pocas]

Son pocas
las manos
que existen en mi país,
están ya todas ocupadas
y eso
las hace ver fuertes.
Unas sostienen
pechos,
otras
puñales.

[necesito un poco de muerte]

Necesito un poco de muerte
para dejar de sangrar
por dentro,
un poco de vacío
o algún beso
porque mis ojos
ya no los recoge
nadie.
[Regresemos a lo desconocido]

Regresemos a lo desconocido
a ese espacio
en que podemos ser cualquier cosa:
cristales
abismos,
líneas rectas
o torcidas,
recitales de silencio
puntos en el vacío,
ciudades
suicidios,
soledades…
Presiento
una tormenta de soledad
en el suelo.

[Camino ciudades]

Camino ciudades
montañas
piedras.
Rostros invisibles
diálogos muertos
disfraces,
todo
pegado a la ropa.
Somos miles,
evitamos percibirnos
para no tomarnos de las manos.
Amanece
nos quitamos
los sentidos,
sólo así puedo subir
a lado tuyo.
Cae el sol
y mi cuerpo,
me miro
miro lo que llevo
y lo que ya no percibo.

[Escarbo los rostros]

Escarbo los rostros
a mi paso
para que no me sorprenda
el miedo.
Que no me salte
por la espalda.
Que no se lleve
sin permiso
mis ojos.


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email