seleção de poesía náhualt, huichola, maya, yanakuna e quéchua

a literatura indígena foi silenciada durante séculos. algumas das obras mais conhecidas são popol vuh e a poesia do rei nezahualcóyotl. aqui compartilhamos uma seleção de poetas indígenas feita pela revista fahrenheit.

poesía náhualt

xokoyotsin moyolnonotsa
asijka tonatij timoyolnojnotsas
miak tlamantli kiajokui moyolo;
yeka tipatstlami, yeka tiyokuitlamiki,
kemantika tiiknochoka,
kemantika tiyolpitsauia.

llegó el día en que debes hablar con tu corazón,
muchas cosas guarda tu corazón;
por eso te irritas, por eso te vuelves colérico,
algunas veces lloras de sentimiento,
otras veces tu corazón se esparce.

natalio hernández hernández

poesía huichola

poesía maya

k’a’ajsaj

k’aja’antech wáa le úuch ka’ache’,
le te’e túun takelemo’one’,
ti’u yoknal k’iinil eneroe’,
kin máan xíimbal ta wotoche’.

recuerdos

¿recuerdas aquellos tiempos
en que éramos jóvenes?
¿recuerdas las tardes de enero
en que visitaba tu casa?

gerardo can pat

poesía yanakuna de colombia

apanqura

kausay ñoka tinkuy cutichypas callariyta
yuyarik ima cay imaymana mana-ima
ñokanchi siricuy abril quillapi
ric-chhayri marzo-quillapi
ñoka cay apanqura riyñek huasa
mana ñoka hark´ay

cangrejo

la vida nos encuentra y volvemos a empezar,
recordamos que fuimos todo y nada
nos acostamos en abril y
despertamos en marzo.
soy cangrejo y voy hacia atrás
no me detengan

fredy chikangana

poesía quechua peruana

iman guayasamin

¿maypachamantan guayasamin kallpayki oqarikun?
qaqchaq urpi, yawar qapariq
¿maypachamantapunin ukupacha kanchariq ñawiki
cielo kañaq makiyki?
uyuriway, rauraq wayqey.
ñakay pacha mitata
runa kiriq punchauta,
waqachiq tuta
runa, runa mikuq uyanta,
wiña wiñaypaq churanki
mana pipa kuyuchiy atinanta
¡maykamaraq changanki!

que guayasamin

¿desde qué mundo, guayasamin, tu fuerza se levanta?
paloma que castiga
sangre que grita.
¿desde qué tiempos se hicieron tus ojos que descubren
los mundos que no se ven,
tus manos que el cielo incendian?
escucha, ardiente hermano,
el tiempo del dolor,
de los días que hieren,
de la noche que hace llorar,
del hombre que come hombres,
para la eternidad lo fijaste
de modo que nadie será capaz de removerlo,
lo lanzaste no sabemos hasta qué límites.

josé maría arguedas

confira mais notícias de latitudes latinas


compartilhe!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS
  • PDF
  • Email